martes, 29 de diciembre de 2015

El discurso de Gorosito

Gorosito, en el campo de la Vega de Acá, en una de sus primeras sesiones como unionista · udalmeriasad.com
"¿Que cuándo finaliza mi contrato con el Almería? En junio hablaremos con Alfonso García, él evaluará nuestro trabajo. Pero nuestro objetivo es quedarnos aquí unos cinco años, e intentar lo que hizo Pellegrini en el Villarreal". Ése es el titular de la presentación de Néstor Gorosito como nuevo técnico unionista en una rueda de prensa en la que el argentino ha dejado su impronta. De hecho, es habitual escuchar al Pipo hablar sobre el ahora preparador del Mánchester City.

Buceando en la red sobre el tema, destacan las siguientes declaraciones de Gorosito. "He tenido la suerte de tener muy buenos entrenadores, caso de Veira, Bilardo, Happel, Passarella, Menotti, Griguol..., pero el que sintentiza muchas virtudes de todos es Manuel Pellegrini. Antes de conocerlo, veía el fútbol de una forma; después de tenerlo, cambió mi manera de pensar. Él trata a todos por igual, y desmenuza muy bien los partidos. Como ingeniero que es, se trata de un tipo metódico, muy respetuoso y organizado", aseguró Gorosito hace seis años cuando intentó reflotar a un Xerez a la deriva.

Sus palabras sobre emular a Pellegrini (semifinales de Champions...) cuando la UDA ocupa el último escalafón de la LFP pueden llegar a dar vértigo, aunque es entendible una vez comprobada la admiración del Pipo por el chileno, quien seguro que le ha dado referencias a su colega sobre Pozo.

Esta mañana me apetecía pasarme por el Estadio de los Juegos Mediterráneos y el aroma era de ilusión. Puede parecer contradictorio visto el 2015 del Almería, pero la comparecencia de prensa del Pipo bien podría ser puesta antes de un importante duelo. Quizás si las mismas palabras las hubiese pronunciado otro técnico, la conclusión sería diferente, pero se quiera o no, también influye ese tono argentino, pausado, sabedor de qué va el fútbol, transmitiendo experiencia sin parecer que pretendiese eso, sin alzar la voz pero motivador.

"Queremos [siempre en plural] quedarnos cuatro o cinco años por más que venga un club grande que nos pretenda"; "tenemos que encontrar el rendimiento y no mirar demasiado lejos, pensar en lo más próximo, que es la siguiente pelota, y no en el resultado"; "por el esfuerzo del club, el objetivo inicial era el ascenso, pero iremos semana a semana, lo que pasó, pasó, y miraremos adelante, podemos remontar y dependerá de lo que hagamos ahora"; "el que juegue bien, tenga la edad que tenga, jugará, y si no, fuera", "quiero a mediapuntas que hagan goles o pases de gol, tienen que ser el desequilibrio, no es tan importante que corran o recupereren tantas pelotas, guardando piernas para atacar", fueron otras de las frases destacadas del nuevo entrenador rojiblanco.

Por cierto, según ha comentado mi amigo César Vargas en Radio Marca, Gorosito no está contento con el físico de su plantel -no entiende por qué han tenido tantos días de vacaciones-, planificando tres sesiones dobles consecutivas. Trabajo parece ser su medicamento para un problema que desea convertir en una solución ambiciosa. Aunque, como él dice, donde hay que hablar es en la cancha. Y si no que se lo pregunten a Lillo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario